• info280539

La comida ¿Mejor antes o después del ejercicio?


Esto no es como lo del huevo y la gallina o cualquiera de las preguntas retóricas que se te pueden ocurrir, más bien sería como el debate de si es mejor Messi o Cristiano Ronaldo, Michael Jordan o Kobe Bryant, Nadal o Federer, Nocilla o Nutella… Cada maestrillo tiene su librillo y cada dietista tiene su horario: Comer y ejercicio o viceversa. Alerta de spoiler: No hay una respuesta correcta y una incorrecta siempre que muevas el culo del sofá.


Comer antes del ejercicio

L@s defensores de esta opción, esgrimen el argumento de que, con una ingesta moderada antes del ejercicio, es más fácil prevenir mareos, bajadas de azúcar o desvanecimientos. No se trata de hacer una maratón de atletismo tras haber hecho una maratón de churros con chocolate, si no de levantarse algo más temprano, desayunar algo ligero y tener el depósito con gasolina para que el motor no gripe ¿El menú? Algo de fruta y/o una barrita energética unos 60 minutos antes de hacer trabajar al cuerpo es lo ideal para mejorar el rendimiento. Es necesario tener en cuenta el tipo de ejercicio: ¿ejercicio ligero? Ingesta ligera poco tiempo antes de la acción; ¿Ejercicio duro? Más ingesta calórica y más tiempo de previsión (3 ó 4 horas antes). Si buscas quemar grasas, aunque ya hemos hablado anteriormente de que no siempre es fácil, y pretendes que la práctica de ejercicio sea continua en el tiempo, este es tu equipo.


Comer después del ejercicio

Quien opta por esta opción usa una lógica aplastante (al menos a primera vista). Si haces ejercicio en ayunas, el cuerpo “tirará” de tus reservas de grasas al no tener de donde más tirar, sin embargo, no hay datos que corroboren tal afirmación ya que los estudios realizados no arrojan conclusiones tan aplastantes como se podría presumir.


Lo que sí parece claro es que los defensores de esta tendencia invierten el proceso lógico. Si antes hablamos de gasolina para el depósito, ahora hablamos de lubricante para mejorar el funcionamiento del motor después de “castigarlo” un poco. En este caso, lo mejor es alimentarse con proteínas y carbohidratos: pavo, atún, nueces… para recuperar los depósitos gastados.


No importa el equipo del que formes parte, como comentábamos anteriormente, lo importante es que salgas al campo. Escucha a tu cuerpo, es sabio, y sabe si necesita comer antes o después, si eres de l@s que necesita gasolina o líquido lubricante. En Fitt podemos ayudarte, y en función de tus necesidades y objetivos, podemos asesorarte sobre la mejor opción para ti ¿A qué esperas para elegir equipo?

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Calle Balmes 109, 08008, Barcelona | 93 451 36 24 | (+34) 685 988 143 | info@fitt.es | @fittbcn

© 2021 FITT Entrenamiento y Rehabilitación