• info280539

Con el pilates, men sana in corpore sano


Puede que seas un firme defensor del pilates, o que seas un hater, sea como sea (una filosofía de vida o una moda sobredimensionada) sus beneficios para la salud son incuestionables. Ya hemos hablado anteriormente sobre esta disciplina, pero si sois neófitos aprovechamos para aclarar que, cuando hablamos de beneficios para la salud no nos ceñimos al físico, sino también a la cabeza. Capacidad muscular y relajación se abrazan en esta disciplina ¿Crees que exageramos? Sigue leyendo


Beneficios mentales del pilates

No te preguntes qué puede hacer tu mente por el pilates, si no el pilates por tu mente. En tiempos como los que vivimos actualmente, el pilates puede suponer un oasis de paz ¿Qué ventajas puede acarrear?


  • Mejor concentración: La búsqueda de la armonía entre mente y cuerpo acarrea grandes ventajas psicológicas para quienes optan por el pilates. Sin concentración no es posible sacar el 100 %, y de esta concentración te puedes beneficiar en tu día a día.

  • Menos estrés: Ayuda a controlar la ansiedad diaria: tensiones laborales, malestar consecuencia de la reducción de la movilidad… Tal vez no podamos controlar el ambiente y optimizarlo a lo que necesitamos, pero podemos trabajar nuestras respuestas, y el pilates puede marcar diferencias.

  • Mejora el sueño: Aumentar la relajación tiene un efecto positivo a la hora de irnos a la cama, dormir más y dormir mejor repercute sobre una buena salud física.

  • Mejor autoestima: El pilates se construye sobre un principio de humildad: empiezas desde lo más abajo y, poco a poco, buscas mejorar, superarte, estirar más y estirar mejor. Con la práctica empiezas a ser consciente de donde estás en cada momento, observas tu avance y tus mejoras desde un punto de vista puramente personal: no compites, nadie te evalúa, todo es por y para ti.

Corpore sano

El ejercicio en general, y el pilates en particular nos aportan mejor control y conocimiento sobre nuestro cuerpo y nuestras sensaciones. Mejoras tu flexibilidad y la de tus músculos a la vez que los endureces. La consciencia corporal que comentábamos anteriormente se hace patente en nuestro propio cuerpo, trabajas zonas habitualmente denostadas en el ejercicio físico tradicional pero que son vitales en nuestro día a día ¿Cuándo fue la última vez que fuiste al gimnasio y dijiste, hoy toca lumbares? Pero quien más y quien menos (especialmente durante el teletrabajo) se ha acordado de ellas. Mejor físico en zonas que realmente necesitan mejorarse, y mientras tu cabecita consigue el descanso que pide a gritos. Entonces ¿A qué esperas para sumarte al pilates?

11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo