• info280539

Falsos mitos sobre la fisioterapia


Uno de los axiomas más repetidos en periodismo (y en política) es que “una mentira repetida el suficiente número de veces se convierte en verdad”. En una época en la que las fake news y la desinformación interesada están a la orden del día, es un momento perfecto para desmontar mitos que se traducen en que sigas con dolores crónicos de espalda.


  • El/la fisio duele. Esto es un clásico, la camilla como sinónimo de potro de tortura. Es evidente que trabajar una zona contracturada o especialmente tensa puede acarrear ciertas molestias, pero nunca un dolor insoportable. Es responsabilidad del paciente hacer una visita previa al médico y asegurarse de que ese dolor no se debe a algo más grave: hernia, rotura… y es responsabilidad del/la fisio adaptarse al umbral del dolor de cada paciente: No se puede aplicar la misma fuerza a un deportista joven sin patologías que a una persona con osteoporosis, por ejemplo. Molestias sí, pero nunca dolor.


  • Solo para deportistas. Otro clásico, como si estar 8 horas delante del ordenador no pasara factura. Evidentemente los deportistas, profesionales o amateurs, pueden beneficiarse de ella, pero una tendinitis, un tortícolis o un esguince te pueden atacar, aunque el único deporte que haces sea levantarte a por el mando a distancia.



Foto de Karolina Grabowska en Pexels


  • Fisio = Masaje. Para el esguince, masaje; para la tendinitis, masaje; si la masa de las croquetas te queda espesa, masaje. Que la fisioterapia se limita a dar masajes es como que el dentista se dedica a sacar dientes. La masoterapia forma parte importante del tratamiento, pero no solo se trata de eso: terapia frío-calor, ultrasonidos, calor… De hecho, hay casos en los que un masaje lejos de aliviar agrava la lesión.


  • Solo para lesiones. Como suele pasar, un@ solo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena, pero una visita al fisio sin lesión de por medio no solo es pertinente, sino altamente beneficioso. La fisioterapia es una herramienta en especialidades aparentemente no relacionadas, pediatría, cardiología o ginecología se valen de ella… con múltiples beneficios.


  • Solo tratan músculos. Otro clásico, la fisioterapia soluciona cualquier anomalía del sistema músculo esquelético que engloba articulaciones, tendones… mucho más que músculo. Es importante conocer el origen de un mal para su tratamiento.


Que el miedo no te paralice, que tu naturaleza sedentaria no te paralice, que tu estado de salud no te paralice. Una visita a tiempo al fisio puede mejorar tu calidad de vida y evitar males mayores, si te interesa, pásate por nuestro centro en carrer Balmes 109 para una visita preventiva.


Cover: Toa Heftiba on Unsplash

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo