¿Sabes respirar (bien)?

April 4, 2017

Los que nos seguís, ahora mismo estáis pensando... pues claro que sé respirar!!! Pero si os fijáis, la pregunta es si sabéis respirar bien. Al ser una acción involuntaria, nunca nos paramos a pensar si lo estamos haciendo correctamente, y si nuestro cuerpo está en plenas facultades para poder respirar bien. El exceso de peso, la mala postura, el abdomen contraído, la acumulación de gases... son variables que hacen que respiremos mejor o peor. El cuerpo necesita oxígeno para estar en plenas facultades y sentirnos bien, así pues sino conseguimos que entre la cantidad suficiente de aire a nuestros pulmones no conseguiremos el objetivo de estar en plena forma. 

 

¿Sabes que hay tres tipos de respiración? 

 

Respiración abdominal

 

Cuando realizamos la inspiración el diafragma desciende y la base abdominal se hincha para llenarse de aire. Cuando esto sucede el diafragma inicia un descenso lento y un ascenso de la misma manera al expulsar el aire. Este movimiento lento genera un masaje en los órganos internos que ayudará a su correcto funcionamiento. Es el tipo de respiración más habitual y la que debemos hacer de manera lenta, profunda e intensa.

 

Respiración costal

 

En este caso lo que hacemos es dilatar los pulmones en su zona media, de modo que abriremos la caja torácica haciendo que las costillas se separen como si de un fuelle se tratara. Este modo de respirar se usa en actividades deportivas o que requieren un mayor esfuerzo. Lo que hacemos es respirar menos aire, pero de un modo más rápido para dotar al organismo del oxígeno que necesita en ese momento.

 

Respiración clavicular

 

Se trata de respirar con la parte superior de los pulmones. Como la explicada anteriormente, el aire en este caso abre la parte de la clavícula. Es la forma menos recomendada de respirar, ya que el aporte de oxígeno es pequeño y además la respiración es muy rápida y poco eficiente. Suele darse en momentos de estrés o de alarma.

 

Así pues, el método de respiración total sería de la siguiente forma:

 

- Primero expulsamos todo el aire de los pulmones

- Con los pulmones vacíos dejaremos descender el diafragma y llenaremos de aire la base abdominal de los pulmones

- Habiendo llenado la parte inferior de los pulmones debemos ascender a la parte media y para ello abriremos las costillas y llenaremos de aire esta zona

- Finalmente terminaremos llenando la parte superior de los pulmones, haciendo que la zona de la clavícula se hinche

 

 

Después de conseguir esto notaremos un mejor estado de relajación y conseguiremos tener respiraciones más profundas y productivas

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Please reload

Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

ENTRENAMIENTO PERSONAL :: PILATES :: FISIOTERAPIA :: OSTEOPATÍA :: NUTRICIÓN :: MASAJE :: 

© 2017 FITT Entrenamiento y Rehabilitación